Venta de equipos para tratamientos de aguas

 
Su funcionamiento se basa en la destilación del agua a presión reducida con la energía aportada con una bomba de calor. El agua, así destilada, es introducida nuevamente en el ciclo productivo y el contaminante, ahora concentrado, podrá ser eliminado a un menor costo.

Las aguas sucias a tratar se cargan en el destilador por aspiración mediante el vacío generado en el aparato.

El grupo frigorífico de la bomba de calor aporta el calor para la ebullición del agua a tratar y el frío para la condensación del vapor generado. El agua destilada y el residuo del proceso se descargan al final del ciclo.

El punto fuerte de esta tecnología es su bajo costo de explotación. La destilación en vacío, combinada con la bomba de calor, permite en efecto la separación del agua de los productos contaminados en ella contenidos con un consumo energético muy limitado.

Los aparatos son completamente autónomos y pueden trabajar 24 horas en continuo. Se fabrican en materiales diversos y equipados para satisfacer las exigencias específicas de cada cliente.

Los equipos pueden ser utilizados para: tratamiento del agua de lavado, concentración de soluciones alimentarías, recuperación de metales de baños galvánicos, separación de emulsiones aceitosas, concentración del mosto, tratamiento de residuos, concentraciones de salmuera, líquidos fotoquímicos, etc.
 
Seila Ltda. - Servicios Ecológicos